ALCOHOLISMO

El alcohol es una adicción que puede ahogar tu vida, ya que no sólo tiene múltiples consecuencias físicas, sino también psicológicas. Salir de este problema es posible con voluntad y ayuda.

¿QUÉ ES?

El alcoholismo es la incapacidad de controlar el consumo de alcohol debido a una dependencia física y emocional.

Los síntomas incluyen consumo recurrente de alcohol a pesar de los problemas legales y de salud relacionados. Las personas alcohólicas pueden beber al comienzo del día, sentirse culpables por el consumo y tener el deseo de reducir la cantidad de alcohol que ingieren

Las personas pueden sufrir:

Todo el cuerpo: laguna mental, ansias, inestabilidad, mareos o sudoración

Comportamiento: agitación, agresión, comportamiento autodestructivo, comportamiento compulsivo o falta de autocontrol

Estado de ánimo: ansiedad, culpa, descontento general, euforia o soledad.

Gastrointestinales: náusea o vómitos

Psicológicos: delirio o miedo

También comunes:  dependencia física de sustancias, habla mal articulada, problemas de coordinación o temblor.

El tratamiento incluye el asesoramiento por parte de un profesional del cuidado de la salud. Una opción para aquellos que necesitan ayuda adicional son los programas de desintoxicación en hospitales o instalaciones médicas.

Procedimiento médico:

Detoxificación

Dejar de consumir toxinas o eliminar las toxinas del cuerpo mediante dieta, ayuno o limpieza de colon.

Terapias

Consultoría psicológica, Grupo de apoyo, Terapia cognitivo-conductual, Terapia de aversión, Terapia familiar, Terapia de comportamiento, Psicoterapia y Terapia de grupo

Cuidado personal

Abstinencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *